Preguntas frecuentes sobre belleza
Tus preguntas. Nuestras respuestas. Fragancia, cuidado de la piel, maquillaje, técnicas y consejos. Obtén respuestas profesionales a tus preguntas y descubre los conocimientos en belleza de Givenchy.
Consejos sobre aplicación, selección de tonos, recomendaciones de productos. Descubre todos los conocimientos sobre maquillaje de Givenchy en nuestra sección de Preguntas frecuentes.
Rostro

1. Cómo elegir una base de maquillaje

Para elegir una base, se deben tener en cuenta dos factores: el tipo de piel y los resultados deseados de maquillaje. Por ejemplo, las texturas ricas y líquidas son ideales para la piel seca, mientras que las bases compactas y matificantes son más adecuadas para la piel grasa. En cambio, la piel normal puede llevar todos los tipos de bases (líquidas, compactas, ligeras o ricas).

En función de la base, la cobertura puede ser ligera, media o total y, el acabado, radiante, mate o satinado. Si tienes cualquier duda, el puede ayudarte a encontrar tu base de maquillaje ideal. Podrás encontrar el tono más adecuado con el Buscador de tonos. Si dudas entre dos tonos, elige siempre el más claro o utiliza el Comparador de tonos para que asesore tu decisión.

2. Aplicar la base de maquillaje

La base líquida debería aplicarse con el dedo para un efecto natural o con una brocha o una esponja para intensificar la textura. Se debe empezar por la zona T (frente, nariz y barbilla) y luego repartir el producto desde el centro hacia el margen exterior del rostro.
La base compacta debería aplicarse utilizando la esponja incluida para unos resultados más intensos o empleando una brocha para polvos para un acabado más delicado. Siempre se debe empezar por el centro del rostro y repartirla hacia afuera.
Para un look aterciopelado y duradero, se pueden aplicar polvos de acabado después de la base líquida.

Para corregir mejor el contorno de los ojos, utiliza un corrector de un tono más claro que la base de maquillaje aplicada. Ten en cuenta el tipo de cobertura deseada: ligera, media o total.

Por último, para un resultado perfecto, aplica el corrector en el contorno de los ojos sobre las ojeras, difuminando con el dedo desde el interior hacia el exterior. También puede utilizarse sobre las imperfecciones o las marcas rojas del rostro realizando pequeños trazos.

Una prebase ayuda a preparar e iluminar la tez al centrarse y reducir las variaciones de color de la piel. También aumenta la duración de la base de maquillaje. Aplica la prebase en la zona T con los dedos (desde la frente hacia la barbilla) sobre la piel limpia e hidratada, y extiende el producto desde el centro hacia el exterior del rostro.

Los polvos para el rostro ayudan a que la base se mantenga durante más tiempo en el rostro al mismo tiempo que ofrecen un efecto iluminador.

Para aplicar correctamente los polvos Prisme Visage, se deben mezclar los cuatro tonos con la brocha y aplicar el polvo uniformemente por todo el rostro, incluidos los párpados.
Para un efecto más contorneado, se deben utilizar los polvos Prisme Visage en dos pasos: En primer lugar, aplicar los dos tonos más oscuros en los contornos cóncavos de la frente, bajo los pómulos y por el contorno de la mandíbula. A continuación, iluminar los puntos más elevados del rostro con el tono más claro.

Se debe aplicar Prisme Libre con la brocha con la que se presenta para un acabado aterciopelado o con una brocha para polvos para una cobertura ligera. Se deben mezclar los cuatro colores y aplicarlos de forma uniforme por todo el rostro. No hay que olvidarse de repartirlos también por la zona de los ojos, lo que facilitará la aplicación de la sombra de ojos y alargará su duración.

Los polvos bronceadores pueden aplicarse de dos maneras distintas:

1. Para un efecto brillante: Aplica ligeramente los polvos bronceadores por todo el rostro, usando una amplia brocha para polvos.
2. Para un efecto esculpido: Con una brocha para polvos mediana, aplica los polvos bronceadores sobre las áreas específicas, como el contorno de la frente, la parte inferior de los pómulos y los bordes de la mandíbula.

A la hora de seleccionar un colorete, es importante tener en cuenta el tono natural de la piel, así como el look deseado.
El colorete y el labial deben complementarse (tonos cálidos o fríos). Para evitar un paso en falso con el color, combina el color del colorete con el del labial. Por ejemplo, combina un labial rojo con un colorete en tonos cálidos (naranja, marrón, etc.)

La aplicación del colorete depende del estado de ánimo y los resultados deseados, sobre todo con el Prisme Blush:
  • Armonioso: mezclar los dos tonos con la brocha para un brillo natural.
  • Estructurado: aplicar ambos colores por separado para esculpir el rostro, repartiendo el tono más suave por la zona superior del pómulo y el tono más brillante por el contorno inferior.
  • Cándido: aplicar el tono más suave para aportar un color sutil e iluminar los rasgos faciales de manera natural.
  • Atrevido: aplicar el tono brillante para una tez radiante.

Los estuches de colores contienen un tono suave (en el lado izquierdo) y uno brillante (en el lado derecho). El tono suave se aplica en la parte superior de los pómulos y el brillante se reparte por la parte hueca de los pómulos para aportar una estructura natural al rostro.

Teint Couture Radiant Drop se aplica después de la base de maquillaje y antes de los polvos en los puntos más altos del rostro: pómulos, hueso de la nariz, arco de la ceja, arco de Cupido y ángulos internos del ojo. Utiliza la brocha incluida para aplicar el producto con toquecitos y difumínalo con el dedo.
Consejo: Da toquecitos para un efecto ultrabrillante, o extiéndelo para un resultado más ligero.

Los polvos iluminadores se aplican con una brocha fina dando pequeños toques en los puntos más altos del rostro: pómulos, hueso de la nariz, arco de la ceja, arco de Cupido y ángulos internos del ojo.

Ojos

Según Nicolas Degennes, Director Artístico de Givenchy, se debe retirar cualquier exceso de producto del cepillo para dominar correctamente la aplicación de la máscara de pestañas. Esto ayuda a definir las pestañas a la perfección y obtener un volumen natural. A continuación, aplicar sobre las pestañas según se desee para jugar con la intensidad y el volumen.

Consejo: para rizar todas las pestañas y dar forma a la curva, aplicar primero la máscara en la parte superior de las pestañas y, después, aplicar en la parte inferior, desde la raíz hasta las puntas.

Si buscas un eyeliner negro clásico, opta por Disturbia Liner o Phenomen'eyes Liner Vinyl Black. Si prefieres un toque de color, utiliza Phenomen'eyes Liner Glitter.
Para aplicar el eyeliner, realiza un trazo con la punta del delineador, desde la esquina interior del ojo hacia el exterior, siguiendo la raíz de las pestañas. Para conseguir un resultado más grueso, presiona la punta del delineador con un poco más de fuerza.

Consejo de aplicación: para extender el eyeliner hacia el ángulo exterior de forma simétrica, mira hacia abajo y trabájalo con el ojo abierto.

Existen dos formas de rellenar las cejas:

1. Con un lápiz para cejas:

Empieza realizando un trazo a lo largo de la línea inferior de la ceja, desde el ángulo interior hacia el exterior. Repite el paso en la línea superior. A continuación, rellena las áreas restantes de la ceja realizando pequeñas pinceladas ascendentes desde el ángulo interior hacia el exterior. Por último, peina las cejas con un pincel para cejas para difuminar la línea.

Consejo para la aplicación: peina las cejas siempre en la dirección del crecimiento del pelo (por lo general, ascendente) y no recargues la cabeza de la ceja.

2. Con una máscara de cejas:

Peina la ceja en la dirección del crecimiento del pelo y extiende el producto hacia arriba, siguiendo la curva natural.

Al aplicar una sombra de ojos, empieza utilizando el tono más claro en el ángulo interior del ojo. Las sombras más oscuras deben aplicarse en la esquina exterior. Para obtener un resultado homogéneo, acaba la aplicación extendiendo y difuminando los colores.

Con las sombras de ojos en crema, la aplicación dependerá del resultado deseado:
  • Para un efecto «eyeliner» gráfico: traza una línea cerca de las pestañas con la punta del aplicador.
  • Para un look de gran impacto: aplica el color con amplios trazos utilizando el lado plano y amplio del aplicador.
  • Para un resultado más sutil: difumina la sombra de ojos en polvo con una brocha.
Labios

Aplicar un delineador de labios antes del labial no solo te permitirá delinear los labios, sino que también ayudará a que el labial dure más tiempo.
Empieza trazando una línea gruesa en el centro del labio superior hacia las esquinas, siguiendo el contorno natural. A continuación, haz lo mismo en el labio inferior.
Después, extiende la línea hacia el interior con una brocha para suavizar el contorno y obtener un resultado más natural. Por último, aplica el labial.

Para elegir el labial adecuado, debes tener en cuenta el color, pero también el acabado, la textura y la cobertura que desees.

A continuación, te presentamos una lista de barras de labios de Givenchy con sus características para ayudarte:
  • Le Rouge ofrece un acabado semimate con un color intenso y una alta cobertura.
  • Le Rouge Deep Velvet es un labial mate, empolvado y muy pigmentado. Ofrece 12 horas de confort y duración.
  • Le Rouge Night Noir está enriquecido con el Noir Révélateur para un color luminoso envuelto en un velo negro de purpurina.
  • Le Rouge Liquide es una barra de labios líquida con un acabado semimate y aterciopelado que ofrece un efecto corrector.
  • Le Rouge Interdit ofrece un acabado satinado con un color puro y luminoso.
  • Le Rouge Interdit Vinyl ofrece un acabado excepcionalmente brillante y un color luminoso.
  • Le Rose Perfecto es un bálsamo labial 3 en 1 que hidrata, rellena y reaviva los labios, y se presenta en una gama de tonos hechos a medida.
  • Gloss Interdit Vinyl ofrece unos resultados ultrabrillantes y puede utilizarse como capa superior después de un labial o solo.

Para aplicar el labial correctamente, delinea primero con un lápiz de labios. A continuación, aplica el labial desde el centro del labio superior siguiendo el arco de Cupido, y continúa hacia el exterior, idealmente con un pincel. Para un toque extra de brillo, aplica un brillo de labios como capa superior.

Para ayudar a que el labial se mantenga, en primer lugar delimita el contorno con un lápiz de labios y, después, aplícalo en el interior de los labios antes del labial.

Consejo de aplicación: aplicar un bálsamo de labios y retirar el exceso de producto antes de aplicar el lápiz y el labial. Así mantendrás los labios hidratados y protegidos.

Composición, conservación, aplicación. Encuentra las respuestas a tus preguntas sobre las fragancias de Givenchy en nuestra sección de Preguntas frecuentes.

1. En tienda:

Nuestros expertos en belleza están a tu disposición en todos los puntos de venta autorizados y te proporcionarán todos los consejos de belleza que necesites. Haz clic aquí para ver una lista de nuestras tiendas y encontrar la más cercana.

2. En nuestro sitio web:

Cada uno de nuestros productos cuenta con una descripción detallada. Se encuentran en nuestro sitio web bajo las categorías Fragancia, Maquillaje y Cuidado de la piel.

3. A través de nuestro Servicio al consumidor:

El Servicio al consumidor de Givenchy está disponible en el número de teléfono +34 (0) 91 728 69 00 o en línea a través del formulario de contacto haciendo clic aquí.

Para la conservación óptima de tu fragancia, te recomendamos mantenerla alejada de la luz solar, a una temperatura constante y a un nivel bajo de humedad. Por ello, el baño no es un lugar aconsejable.

Una fragancia que cambia de color puede contener ciertos ingredientes que, tras haber sido expuestos a la luz o cuando empiezan a envejecer, cobran una nueva tonalidad. Algunas flores, por ejemplo, se oscurecen con el tiempo de manera natural. Sin embargo, esto no tiene ningún impacto en la calidad olfativa del perfume.

El arte de la perfumería se basa en una amplia y variada gama de componentes. Mezcla ingredientes crudos naturales (aceites esenciales, absolutos de flores, cítricos, maderas, etc.) con sustancias sintéticas. Dichas sustancias son moléculas que se obtienen de una síntesis química: existen en su estado natural (como el limoneno de las naranjas o el geraniol de las rosas), pero también pueden crearse (como es el caso, por ejemplo, del hidroxicitronelal o la etilvainillina).
Igual que las moléculas naturales, estos ingredientes sintéticos potencian la riqueza aromática de las fragancias y su diversidad olfativa, lo que estimula la creatividad del perfumista. Aunque los perfumes de Givenchy están compuestos tanto por ingredientes naturales como por sustancias sintéticas, todos se atienen estrictamente a los reglamentos que limitan el uso de cierto tipo de materiales alergénicos. Sin embargo, los alérgenos principales que pueden encontrarse en los perfumes suelen proceder de materias primas naturales en vez de sustancias sintéticas.

Intenta rociar tu perfume sobre la ropa para evitar el contacto directo con la piel. Para realzar el rastro, perfuma también tus accesorios (como bufandas o chales).

La memoria olfativa está conectada a las emociones y puede alterar nuestra percepción sobre el olor de un perfume. Asimismo, la composición de la fragancia se trabaja regularmente para seguir el ritmo de las regulaciones en el uso de ciertos ingredientes. Los perfumistas prestan mucha atención para garantizar que el resultado sea idéntico al original. Tan solo las personas más fieles a una fragancia podrían percibir el cambio.

Tradicionalmente, el Eau de Parfum era más concentrado que el Eau de Toilette, pero en la actualidad, ya no es solo una cuestión de concentración: el Eau de Parfum y el Eau de Toilette cuentan con variaciones olfativas y son desarrollados por perfumistas bajo una firma olfativa común.
Un Eau de Toilette se asociará más a menudo con la ligereza, la delicadeza (o incluso la frescura para las fragancias para hombre), y será adecuado especialmente en verano. Un Eau de Parfum, por su parte, es más envolvente, intenso y, por lo general, permanecerá más tiempo en la piel.

La piel influye en la expresión del perfume a través de diferentes factores: el pH, el sebo, los hábitos de higiene, la dieta o la medicación. Por ello, podemos percibir esencias y sensaciones diferentes de una persona a otra.

Después de cierto tiempo, dejamos de oler nuestro propio perfume. Nos acostumbramos a él y nuestros receptores olfativos se saturan. Por lo que hay un momento en el que los que nos rodean son los únicos que detectan nuestro rastro perfumado.

Aquí tienes dos consejos para ayudarte a sentirlo de nuevo:
1. Puedes intensificar tu fragancia con un producto complementario de la gama, como una crema corporal, o simplemente cambiando a una variación olfativa dentro de la misma fragancia.
2. También puedes cambiar de perfume durante una temporada (llevar una variación olfativa de la gama, por ejemplo) y luego volver a tu fragancia anterior. La sensación de redescubrir tu perfume será un momento agradable.

Antes de nada, la piel debe estar bien hidratada. Esto permitirá a la fragancia expresarse por sí misma profundamente y durante más tiempo.
Para ello, recomendamos usar una loción o una crema corporal de la misma gama que tu perfume. Una crema con un olor neutro también es una elección ideal.
Una fragancia que florecerá con la fibra natural de la ropa. La lana, el terciopelo, el algodón, el lino y la cachemira realzarán la experiencia olfativa, a diferencia de la poliamida o la viscosa. Si vaporizas tu perfume a unos 20 cm de tu ropa, el rastro resultante será delicado pero persistente. Sin embargo, procura no manchar tus posesiones al aplicarles demasiado producto. La seda, por ejemplo, no soporta bien el perfume.

La respuesta depende de si llevas un Eau de Toilette o un Eau de Parfum.
  • Si utilizas un Eau de Toilette, aconsejamos que lo apliques por todo el cuerpo o que lo rocíes una o dos veces a tu alrededor para crear una bruma y pasar por ella.
  • Si deseas llevar un Eau de Parfum, recomendamos que distribuyas el perfume por la piel en las zonas palpitantes: el cuello, por detrás de las orejas, la parte interna del codo, las muñecas, etc. Esta técnica es especialmente adecuada para el Eau de Parfum porque sus notas de base requieren algo de calor para desarrollarse. También puedes aplicar el perfume por el cabello de vez en cuando (aunque es preferible utilizar una bruma aromática diseñada especialmente para el pelo para que la melena no se seque).

La fragancia también se desarrolla bien en las prendas de ropa de fibra natural. La lana, el terciopelo, el algodón, el lino y la cachemira intensificarán tu impacto olfativo, al contrario que la poliamida o la viscosa.

Rocía el perfume a unos veinte centímetros de la ropa para que el aroma que desprendas sea suave, pero persistente. Sin embargo, procura no manchar tus posesiones al aplicarles demasiado producto. Por ejemplo, la seda es muy delicada con el perfume.
Para terminar, cuando apliques la fragancia, asegúrate de que no te "empapa" la piel: es preferible rociarla a unos veinte centímetros de la piel, antes de ponerte joyas, y dejar que se desarrolle sola. Si la frotas, podrías dañar su armonía.

Rutinas para el cuidado de la piel, consejos sobre aplicación, recomendaciones de producto. Descubre todos los conocimientos sobre cuidado de la piel de Givenchy en nuestra sección de Preguntas más frecuentes.

Para elegir la rutina adecuada del cuidado de la piel, es esencial que conozcas tu tipo de piel.

  • Si tu piel a veces está tirante, tiene líneas de expresión deshidratadas o escamas en algunas zonas: tienes piel seca.
  • Si tienes el rostro brillante durante todo el día, imperfecciones recurrentes y poros dilatados: tienes piel grasa.
  • Si tienes tirantez o líneas de expresión deshidratadas en las mejillas, así como brillos e imperfecciones en la zona T (frente, nariz y barbilla): tienes piel mixta. Esto significa que tu piel tiene las características típicas tanto de la piel seca como grasa.
  • Si no tienes ningún problema en particular, lo más seguro es que tengas una piel normal.

Elige tratamientos con una textura confortable, como cremas y bálsamos densos. La clave es mantener siempre la piel bien hidratada y nutrida siguiendo una rutina para piel seca.

Si tienes una piel mixta o grasa, se recomiendan geles faciales y lociones, con una textura fresca y ligera.
Si tienes una piel mixta que tiende a secarse, puedes optar por productos para el cuidado de la piel con una textura confortable, como cremas y bálsamos densos. Asegúrate de hidratar tu piel correctamente: la deshidratación no es un problema de las personas con piel seca únicamente, también puede serlo para aquellas con piel mixta.

Para cuidar la piel normal se puede utilizar cualquier producto, según las preferencias y las estaciones. Pero nunca olvides mantener tu piel bien hidratada.

Si tienes la piel grasa, te recomendamos que uses productos del cuidado de la piel con una textura ligera y fresca, como geles y lociones. Los productos suaves proporcionarán una buena hidratación, limitarán el exceso de sebo y cerrarán los poros. Asegúrate de eliminar el maquillaje y limpiar la piel minuciosamente antes de aplicar los productos del cuidado de la piel. Asimismo, establecer una rutina para piel grasa es clave. Y, como siempre, la hidratación es imprescindible.

La piel sensible puede verse especialmente afectada por el medioambiente. Los cambios de temperatura, el viento, la exposición al sol o el estrés son factores que pueden causar enrojecimiento o tirantez. Tu piel puede ser sensible, además de ser seca, normal, mixta o grasa.
En ese caso, es importante que adoptes una rutina adaptada a las pieles sensibles: suave, hidratante y calmante.

Mantener una rutina para el cuidado del rostro es fundamental para la salud y belleza de la piel a largo plazo.

1. Desmaquillarse es un paso vital para limpiar la piel adecuadamente. Se prefieren los productos que están adaptados al tipo de maquillaje y se aconseja aplicarlos cuidadosamente.
2. Utilizar una loción o un tónico que esté diseñado para la piel y sus necesidades es fundamental y contribuye a preparar el cutis para los tratamientos que le seguirán.
3. Se debe mimar la piel con una crema para ojos, un sérum, una crema de día por la mañana y una crema de noche antes de dormir. Al utilizar todos estos elementos, actuarán en sinergia para tratar problemas concretos de la piel al tiempo que le ofrecerán hidratación y confort.
4. Se debe cuidar la piel con un exfoliante y aplicar una mascarilla entre 1 y 2 veces por semana. Estos tratamientos complementarios ofrecen un cuidado de la piel a fondo.

Para calmar la piel y prepararla para el tratamiento, hay que limpiar el rostro a diario.

Por la mañana, limpiar el rostro permite:
  • eliminar los restos de producto del día anterior;
  • eliminar las células muertas y otras toxinas de la superficie de la piel;
  • preparar la piel para absorber totalmente los tratamientos;
  • oxigenar la epidermis.
Por la noche:
  • elimina el maquillaje;
  • elimina las impurezas que se han acumulado a lo largo del día;
  • prepara la piel para absorber totalmente los tratamientos de noche.

Para una limpieza de noche, recomendamos la "limpieza doble", una rutina de dos pasos:
1. En primer lugar, utiliza un limpiador con base de aceite para eliminar las impurezas grasas (sebo, protector solar, maquillaje, etc.) de la piel
2. A continuación, utiliza un desmaquillante facial con base de agua para eliminar las impurezas acuosas (sudor, células muertas de la piel, bacterias, polvo, etc.)
Con esta limpieza doble, la piel quedará totalmente purificada.

La zona de los ojos es la parte más delicada del rostro y la que puede presentar los primeros signos de fatiga. Cuenta con algunas glándulas sebáceas, colágeno y fibras de elastina, y es muy activa gracias a sus 10.000 parpadeos al día. Por ello, es necesario hidratarla para proporcionarle confort, protección y mantenimiento, junto con una acción antihinchazón y antiojeras.
También recomendamos aplicar el contorno de ojos antes delsérum y la crema facial. Esta zona requiere una aplicación específica y particularmente meticulosa.

Los sérums contienen la mayor concentración de ingredientes activos y, por lo tanto, son la columna vertebral de todas las rutinas del cuidado de la piel eficaces.
Gracias a su textura suave y ligera, penetran rápidamente en la epidermis, trabajando en las capas más profundas de la piel y realzando la eficacia de la crema.
Los sérums proporcionan los efectos más visibles en cualquier problema específico de la piel, por lo que se recomienda su uso diario, según las necesidades y el tipo de piel: hidratación, antimanchas oscuras o antiarrugas, por ejemplo.

Una crema de día actúa en las capas más superficiales de la piel y proporciona confort y protección, así como mantenimiento durante todo el día. Por la noche, después de haber estado expuesta a las agresiones externas, la piel se regenera de forma natural mientras se duerme. Una crema de noche contribuye a esta regeneración y ayudará a recargar las baterías gracias a su alta concentración de ingredientes activos.
Para disfrutar de una rutina exhaustiva, aplica una crema de día y una crema de noche diariamente.

La renovación celular disminuye a partir de los 25 años, aunque los signos de la edad no sean inmediatamente visibles. Usar los productos y realizar los gestos adecuados a esta edad puede reducir la aparición de las líneas de expresión y las primeras arrugas. Hidratar la piel y protegerla también mantiene su luminosidad y vitalidad, al mismo tiempo que se combate el estrés, los signos de fatiga y los diversos agresores externos.
Con 30 años, las líneas de expresión y las arrugas empiezan a aparecer. Para retrasar su aparición, recomendamos aplicar tratamientos que se centren en los primeros signos de la edad y, un poco más tarde, los tratamientos antienvejecimiento adecuados.

Cuando envejecemos, la renovación celular disminuye y los signos de la edad aparecen paulatinamente: líneas de expresión, pliegues, arrugas, patas de gallo...
Para reducirlos y retrasar el envejecimiento, es esencial hidratar la piel bien y utilizar los productos del cuidado de la piel adecuados. Para ello, recomendamos combinar la acción de un tratamiento para los ojos, un sérum y una crema antienvejecimiento.

La aparición de manchas oscuras se debe a la interrupción de la producción de pigmentos en la piel, a menudo como resultado del envejecimiento y empeorado por la exposición al sol. Sin embargo, se puede reducir la apariencia de manchas oscuras y recuperar la claridad y la pureza de la piel al aplicar un protector solar a diario. Los productos Givenchy Blanc Divin brindan un efecto rejuvenecedor e iluminador: previenen la formación de manchas oscuras, arrugas, manchas amarillas y la pérdida de la firmeza de la piel. Su textura ultraligera, que se aplica el final de la rutina, hace que la tez esté más ligera, uniforme, lisa y radiante.

Existen muchos tiempos de mascarillas faciales, adaptadas a los problemas específicos de la piel. Pueden aplicarse de 1 a 3 veces por semana, según sus ingredientes activos y tus necesidades. Mientras que algunas mascarillas solo deben aplicarse durante 15 minutos, otras pueden usarse durante toda la noche.

Una BB cream es una crema con color que actúa como crema hidratante y base de maquillaje. La BB cream procede de Corea, donde muchas mujeres optan por realizarse pequeñas operaciones estéticas durante su hora de descanso.
Para facilitar el proceso de cicatrización, camuflar el enrojecimiento y proteger la frágil epidermis, se desarrolló este producto hidratante, nutritivo y transpirable. Las BB creams pueden aplicarse diariamente después del sérum, sin necesidad de utilizar una base de maquillaje después. Con un solo gesto, la piel está perfectamente hidratada, unificada y protegida.

  • 1. En tienda:

    Nuestros expertos en belleza están a tu disposición en todos los puntos de venta autorizados y te proporcionarán todos los consejos de belleza que necesites. Haz clic aquí para ver una lista de nuestras tiendas y encontrar la más cercana.

    2. En nuestro sitio web:

    Cada uno de nuestros productos cuenta con una descripción detallada. Se encuentran en nuestro sitio web bajo las categorías Fragancia, Maquillaje y Cuidado de la piel.

    3. A través de nuestro Servicio al consumidor:

    El Servicio al consumidor de Givenchy está disponible en el número de teléfono +34 (0) 91 728 69 00 o en línea a través del formulario de contacto haciendo clic aquí.

    Para la conservación óptima de tu fragancia, te recomendamos mantenerla alejada de la luz solar, a una temperatura constante y a un nivel bajo de humedad. Por ello, el baño no es un lugar aconsejable.

    Una fragancia que cambia de color puede contener ciertos ingredientes que, tras haber sido expuestos a la luz o cuando empiezan a envejecer, cobran una nueva tonalidad. Algunas flores, por ejemplo, se oscurecen con el tiempo de manera natural. Sin embargo, esto no tiene ningún impacto en la calidad olfativa del perfume.

    El arte de la perfumería se basa en una amplia y variada gama de componentes. Mezcla ingredientes crudos naturales (aceites esenciales, absolutos de flores, cítricos, maderas, etc.) con sustancias sintéticas. Dichas sustancias son moléculas que se obtienen de una síntesis química: existen en su estado natural (como el limoneno de las naranjas o el geraniol de las rosas), pero también pueden crearse (como es el caso, por ejemplo, del hidroxicitronelal o la etilvainillina).
    Igual que las moléculas naturales, estos ingredientes sintéticos potencian la riqueza aromática de las fragancias y su diversidad olfativa, lo que estimula la creatividad del perfumista. Aunque los perfumes de Givenchy están compuestos tanto por ingredientes naturales como por sustancias sintéticas, todos se atienen estrictamente a los reglamentos que limitan el uso de cierto tipo de materiales alergénicos. Sin embargo, los alérgenos principales que pueden encontrarse en los perfumes suelen proceder de materias primas naturales en vez de sustancias sintéticas.

    Intenta rociar tu perfume sobre la ropa para evitar el contacto directo con la piel. Para realzar el rastro, perfuma también tus accesorios (como bufandas o chales).

    La memoria olfativa está conectada a las emociones y puede alterar nuestra percepción sobre el olor de un perfume. Asimismo, la composición de la fragancia se trabaja regularmente para seguir el ritmo de las regulaciones en el uso de ciertos ingredientes. Los perfumistas prestan mucha atención para garantizar que el resultado sea idéntico al original. Tan solo las personas más fieles a una fragancia podrían percibir el cambio.

    Tradicionalmente, el Eau de Parfum era más concentrado que el Eau de Toilette, pero en la actualidad, ya no es solo una cuestión de concentración: el Eau de Parfum y el Eau de Toilette cuentan con variaciones olfativas y son desarrollados por perfumistas bajo una firma olfativa común.
    Un Eau de Toilette se asociará más a menudo con la ligereza, la delicadeza (o incluso la frescura para las fragancias para hombre), y será adecuado especialmente en verano. Un Eau de Parfum, por su parte, es más envolvente, intenso y, por lo general, permanecerá más tiempo en la piel.

    La piel influye en la expresión del perfume a través de diferentes factores: el pH, el sebo, los hábitos de higiene, la dieta o la medicación. Por ello, podemos percibir esencias y sensaciones diferentes de una persona a otra.

    Después de cierto tiempo, dejamos de oler nuestro propio perfume. Nos acostumbramos a él y nuestros receptores olfativos se saturan. Por lo que hay un momento en el que los que nos rodean son los únicos que detectan nuestro rastro perfumado.

    Aquí tienes dos consejos para ayudarte a sentirlo de nuevo:
    1. Puedes intensificar tu fragancia con un producto complementario de la gama, como una crema corporal, o simplemente cambiando a una variación olfativa dentro de la misma fragancia.
    2. También puedes cambiar de perfume durante una temporada (llevar una variación olfativa de la gama, por ejemplo) y luego volver a tu fragancia anterior. La sensación de redescubrir tu perfume será un momento agradable.

    Antes de nada, la piel debe estar bien hidratada. Esto permitirá a la fragancia expresarse por sí misma profundamente y durante más tiempo.
    Para ello, recomendamos usar una loción o una crema corporal de la misma gama que tu perfume. Una crema con un olor neutro también es una elección ideal.
    Una fragancia que florecerá con la fibra natural de la ropa. La lana, el terciopelo, el algodón, el lino y la cachemira realzarán la experiencia olfativa, a diferencia de la poliamida o la viscosa. Si vaporizas tu perfume a unos 20 cm de tu ropa, el rastro resultante será delicado pero persistente. Sin embargo, procura no manchar tus posesiones al aplicarles demasiado producto. La seda, por ejemplo, no soporta bien el perfume.

    La respuesta depende de si llevas un Eau de Toilette o un Eau de Parfum.
    • Si utilizas un Eau de Toilette, aconsejamos que lo apliques por todo el cuerpo o que lo rocíes una o dos veces a tu alrededor para crear una bruma y pasar por ella.
    • Si deseas llevar un Eau de Parfum, recomendamos que distribuyas el perfume por la piel en las zonas palpitantes: el cuello, por detrás de las orejas, la parte interna del codo, las muñecas, etc. Esta técnica es especialmente adecuada para el Eau de Parfum porque sus notas de base requieren algo de calor para desarrollarse. También puedes aplicar el perfume por el cabello de vez en cuando (aunque es preferible utilizar una bruma aromática diseñada especialmente para el pelo para que la melena no se seque).

    La fragancia también se desarrolla bien en las prendas de ropa de fibra natural. La lana, el terciopelo, el algodón, el lino y la cachemira intensificarán tu impacto olfativo, al contrario que la poliamida o la viscosa.

    Rocía el perfume a unos veinte centímetros de la ropa para que el aroma que desprendas sea suave, pero persistente. Sin embargo, procura no manchar tus posesiones al aplicarles demasiado producto. Por ejemplo, la seda es muy delicada con el perfume.
    Para terminar, cuando apliques la fragancia, asegúrate de que no te "empapa" la piel: es preferible rociarla a unos veinte centímetros de la piel, antes de ponerte joyas, y dejar que se desarrolle sola. Si la frotas, podrías dañar su armonía.

  • Para elegir la rutina adecuada del cuidado de la piel, es esencial que conozcas tu tipo de piel.

    • Si tu piel a veces está tirante, tiene líneas de expresión deshidratadas o escamas en algunas zonas: tienes piel seca.
    • Si tienes el rostro brillante durante todo el día, imperfecciones recurrentes y poros dilatados: tienes piel grasa.
    • Si tienes tirantez o líneas de expresión deshidratadas en las mejillas, así como brillos e imperfecciones en la zona T (frente, nariz y barbilla): tienes piel mixta. Esto significa que tu piel tiene las características típicas tanto de la piel seca como grasa.
    • Si no tienes ningún problema en particular, lo más seguro es que tengas una piel normal.

    Elige tratamientos con una textura confortable, como cremas y bálsamos densos. La clave es mantener siempre la piel bien hidratada y nutrida siguiendo una rutina para piel seca.

    Si tienes una piel mixta o grasa, se recomiendan geles faciales y lociones, con una textura fresca y ligera.
    Si tienes una piel mixta que tiende a secarse, puedes optar por productos para el cuidado de la piel con una textura confortable, como cremas y bálsamos densos. Asegúrate de hidratar tu piel correctamente: la deshidratación no es un problema de las personas con piel seca únicamente, también puede serlo para aquellas con piel mixta.

    Para cuidar la piel normal se puede utilizar cualquier producto, según las preferencias y las estaciones. Pero nunca olvides mantener tu piel bien hidratada.

    Si tienes la piel grasa, te recomendamos que uses productos del cuidado de la piel con una textura ligera y fresca, como geles y lociones. Los productos suaves proporcionarán una buena hidratación, limitarán el exceso de sebo y cerrarán los poros. Asegúrate de eliminar el maquillaje y limpiar la piel minuciosamente antes de aplicar los productos del cuidado de la piel. Asimismo, establecer una rutina para piel grasa es clave. Y, como siempre, la hidratación es imprescindible.

    La piel sensible puede verse especialmente afectada por el medioambiente. Los cambios de temperatura, el viento, la exposición al sol o el estrés son factores que pueden causar enrojecimiento o tirantez. Tu piel puede ser sensible, además de ser seca, normal, mixta o grasa.
    En ese caso, es importante que adoptes una rutina adaptada a las pieles sensibles: suave, hidratante y calmante.

    Mantener una rutina para el cuidado del rostro es fundamental para la salud y belleza de la piel a largo plazo.

    1. Desmaquillarse es un paso vital para limpiar la piel adecuadamente. Se prefieren los productos que están adaptados al tipo de maquillaje y se aconseja aplicarlos cuidadosamente.
    2. Utilizar una loción o un tónico que esté diseñado para la piel y sus necesidades es fundamental y contribuye a preparar el cutis para los tratamientos que le seguirán.
    3. Se debe mimar la piel con una crema para ojos, un sérum, una crema de día por la mañana y una crema de noche antes de dormir. Al utilizar todos estos elementos, actuarán en sinergia para tratar problemas concretos de la piel al tiempo que le ofrecerán hidratación y confort.
    4. Se debe cuidar la piel con un exfoliante y aplicar una mascarilla entre 1 y 2 veces por semana. Estos tratamientos complementarios ofrecen un cuidado de la piel a fondo.

    Para calmar la piel y prepararla para el tratamiento, hay que limpiar el rostro a diario.

    Por la mañana, limpiar el rostro permite:
    • eliminar los restos de producto del día anterior;
    • eliminar las células muertas y otras toxinas de la superficie de la piel;
    • preparar la piel para absorber totalmente los tratamientos;
    • oxigenar la epidermis.
    Por la noche:
    • elimina el maquillaje;
    • elimina las impurezas que se han acumulado a lo largo del día;
    • prepara la piel para absorber totalmente los tratamientos de noche.

    Para una limpieza de noche, recomendamos la "limpieza doble", una rutina de dos pasos:
    1. En primer lugar, utiliza un limpiador con base de aceite para eliminar las impurezas grasas (sebo, protector solar, maquillaje, etc.) de la piel
    2. A continuación, utiliza un desmaquillante facial con base de agua para eliminar las impurezas acuosas (sudor, células muertas de la piel, bacterias, polvo, etc.)
    Con esta limpieza doble, la piel quedará totalmente purificada.

    La zona de los ojos es la parte más delicada del rostro y la que puede presentar los primeros signos de fatiga. Cuenta con algunas glándulas sebáceas, colágeno y fibras de elastina, y es muy activa gracias a sus 10.000 parpadeos al día. Por ello, es necesario hidratarla para proporcionarle confort, protección y mantenimiento, junto con una acción antihinchazón y antiojeras.
    También recomendamos aplicar el contorno de ojos antes delsérum y la crema facial. Esta zona requiere una aplicación específica y particularmente meticulosa.

    Los sérums contienen la mayor concentración de ingredientes activos y, por lo tanto, son la columna vertebral de todas las rutinas del cuidado de la piel eficaces.
    Gracias a su textura suave y ligera, penetran rápidamente en la epidermis, trabajando en las capas más profundas de la piel y realzando la eficacia de la crema.
    Los sérums proporcionan los efectos más visibles en cualquier problema específico de la piel, por lo que se recomienda su uso diario, según las necesidades y el tipo de piel: hidratación, antimanchas oscuras o antiarrugas, por ejemplo.

    Una crema de día actúa en las capas más superficiales de la piel y proporciona confort y protección, así como mantenimiento durante todo el día. Por la noche, después de haber estado expuesta a las agresiones externas, la piel se regenera de forma natural mientras se duerme. Una crema de noche contribuye a esta regeneración y ayudará a recargar las baterías gracias a su alta concentración de ingredientes activos.
    Para disfrutar de una rutina exhaustiva, aplica una crema de día y una crema de noche diariamente.

    La renovación celular disminuye a partir de los 25 años, aunque los signos de la edad no sean inmediatamente visibles. Usar los productos y realizar los gestos adecuados a esta edad puede reducir la aparición de las líneas de expresión y las primeras arrugas. Hidratar la piel y protegerla también mantiene su luminosidad y vitalidad, al mismo tiempo que se combate el estrés, los signos de fatiga y los diversos agresores externos.
    Con 30 años, las líneas de expresión y las arrugas empiezan a aparecer. Para retrasar su aparición, recomendamos aplicar tratamientos que se centren en los primeros signos de la edad y, un poco más tarde, los tratamientos antienvejecimiento adecuados.

    Cuando envejecemos, la renovación celular disminuye y los signos de la edad aparecen paulatinamente: líneas de expresión, pliegues, arrugas, patas de gallo...
    Para reducirlos y retrasar el envejecimiento, es esencial hidratar la piel bien y utilizar los productos del cuidado de la piel adecuados. Para ello, recomendamos combinar la acción de un tratamiento para los ojos, un sérum y una crema antienvejecimiento.

    La aparición de manchas oscuras se debe a la interrupción de la producción de pigmentos en la piel, a menudo como resultado del envejecimiento y empeorado por la exposición al sol. Sin embargo, se puede reducir la apariencia de manchas oscuras y recuperar la claridad y la pureza de la piel al aplicar un protector solar a diario. Los productos Givenchy Blanc Divin brindan un efecto rejuvenecedor e iluminador: previenen la formación de manchas oscuras, arrugas, manchas amarillas y la pérdida de la firmeza de la piel. Su textura ultraligera, que se aplica el final de la rutina, hace que la tez esté más ligera, uniforme, lisa y radiante.

    Existen muchos tiempos de mascarillas faciales, adaptadas a los problemas específicos de la piel. Pueden aplicarse de 1 a 3 veces por semana, según sus ingredientes activos y tus necesidades. Mientras que algunas mascarillas solo deben aplicarse durante 15 minutos, otras pueden usarse durante toda la noche.

    Una BB cream es una crema con color que actúa como crema hidratante y base de maquillaje. La BB cream procede de Corea, donde muchas mujeres optan por realizarse pequeñas operaciones estéticas durante su hora de descanso.
    Para facilitar el proceso de cicatrización, camuflar el enrojecimiento y proteger la frágil epidermis, se desarrolló este producto hidratante, nutritivo y transpirable. Las BB creams pueden aplicarse diariamente después del sérum, sin necesidad de utilizar una base de maquillaje después. Con un solo gesto, la piel está perfectamente hidratada, unificada y protegida.

  • 1. Cómo elegir una base de maquillaje

    Para elegir una base, se deben tener en cuenta dos factores: el tipo de piel y los resultados deseados de maquillaje. Por ejemplo, las texturas ricas y líquidas son ideales para la piel seca, mientras que las bases compactas y matificantes son más adecuadas para la piel grasa. En cambio, la piel normal puede llevar todos los tipos de bases (líquidas, compactas, ligeras o ricas).

    En función de la base, la cobertura puede ser ligera, media o total y, el acabado, radiante, mate o satinado. Si tienes cualquier duda, el puede ayudarte a encontrar tu base de maquillaje ideal. Podrás encontrar el tono más adecuado con el Buscador de tonos. Si dudas entre dos tonos, elige siempre el más claro o utiliza el Comparador de tonos para que asesore tu decisión.

    2. Aplicar la base de maquillaje

    La base líquida debería aplicarse con el dedo para un efecto natural o con una brocha o una esponja para intensificar la textura. Se debe empezar por la zona T (frente, nariz y barbilla) y luego repartir el producto desde el centro hacia el margen exterior del rostro.
    La base compacta debería aplicarse utilizando la esponja incluida para unos resultados más intensos o empleando una brocha para polvos para un acabado más delicado. Siempre se debe empezar por el centro del rostro y repartirla hacia afuera.
    Para un look aterciopelado y duradero, se pueden aplicar polvos de acabado después de la base líquida.

    Para corregir mejor el contorno de los ojos, utiliza un corrector de un tono más claro que la base de maquillaje aplicada. Ten en cuenta el tipo de cobertura deseada: ligera, media o total.

    Por último, para un resultado perfecto, aplica el corrector en el contorno de los ojos sobre las ojeras, difuminando con el dedo desde el interior hacia el exterior. También puede utilizarse sobre las imperfecciones o las marcas rojas del rostro realizando pequeños trazos.

    Una prebase ayuda a preparar e iluminar la tez al centrarse y reducir las variaciones de color de la piel. También aumenta la duración de la base de maquillaje. Aplica la prebase en la zona T con los dedos (desde la frente hacia la barbilla) sobre la piel limpia e hidratada, y extiende el producto desde el centro hacia el exterior del rostro.

    Los polvos para el rostro ayudan a que la base se mantenga durante más tiempo en el rostro al mismo tiempo que ofrecen un efecto iluminador.

    Para aplicar correctamente los polvos Prisme Visage, se deben mezclar los cuatro tonos con la brocha y aplicar el polvo uniformemente por todo el rostro, incluidos los párpados.
    Para un efecto más contorneado, se deben utilizar los polvos Prisme Visage en dos pasos: En primer lugar, aplicar los dos tonos más oscuros en los contornos cóncavos de la frente, bajo los pómulos y por el contorno de la mandíbula. A continuación, iluminar los puntos más elevados del rostro con el tono más claro.

    Se debe aplicar Prisme Libre con la brocha con la que se presenta para un acabado aterciopelado o con una brocha para polvos para una cobertura ligera. Se deben mezclar los cuatro colores y aplicarlos de forma uniforme por todo el rostro. No hay que olvidarse de repartirlos también por la zona de los ojos, lo que facilitará la aplicación de la sombra de ojos y alargará su duración.

    Los polvos bronceadores pueden aplicarse de dos maneras distintas:

    1. Para un efecto brillante: Aplica ligeramente los polvos bronceadores por todo el rostro, usando una amplia brocha para polvos.
    2. Para un efecto esculpido: Con una brocha para polvos mediana, aplica los polvos bronceadores sobre las áreas específicas, como el contorno de la frente, la parte inferior de los pómulos y los bordes de la mandíbula.

    A la hora de seleccionar un colorete, es importante tener en cuenta el tono natural de la piel, así como el look deseado.
    El colorete y el labial deben complementarse (tonos cálidos o fríos). Para evitar un paso en falso con el color, combina el color del colorete con el del labial. Por ejemplo, combina un labial rojo con un colorete en tonos cálidos (naranja, marrón, etc.)

    La aplicación del colorete depende del estado de ánimo y los resultados deseados, sobre todo con el Prisme Blush:
    • Armonioso: mezclar los dos tonos con la brocha para un brillo natural.
    • Estructurado: aplicar ambos colores por separado para esculpir el rostro, repartiendo el tono más suave por la zona superior del pómulo y el tono más brillante por el contorno inferior.
    • Cándido: aplicar el tono más suave para aportar un color sutil e iluminar los rasgos faciales de manera natural.
    • Atrevido: aplicar el tono brillante para una tez radiante.

    Los estuches de colores contienen un tono suave (en el lado izquierdo) y uno brillante (en el lado derecho). El tono suave se aplica en la parte superior de los pómulos y el brillante se reparte por la parte hueca de los pómulos para aportar una estructura natural al rostro.

    Teint Couture Radiant Drop se aplica después de la base de maquillaje y antes de los polvos en los puntos más altos del rostro: pómulos, hueso de la nariz, arco de la ceja, arco de Cupido y ángulos internos del ojo. Utiliza la brocha incluida para aplicar el producto con toquecitos y difumínalo con el dedo.
    Consejo: Da toquecitos para un efecto ultrabrillante, o extiéndelo para un resultado más ligero.

    Los polvos iluminadores se aplican con una brocha fina dando pequeños toques en los puntos más altos del rostro: pómulos, hueso de la nariz, arco de la ceja, arco de Cupido y ángulos internos del ojo.

  • Según Nicolas Degennes, Director Artístico de Givenchy, se debe retirar cualquier exceso de producto del cepillo para dominar correctamente la aplicación de la máscara de pestañas. Esto ayuda a definir las pestañas a la perfección y obtener un volumen natural. A continuación, aplicar sobre las pestañas según se desee para jugar con la intensidad y el volumen.

    Consejo: para rizar todas las pestañas y dar forma a la curva, aplicar primero la máscara en la parte superior de las pestañas y, después, aplicar en la parte inferior, desde la raíz hasta las puntas.

    Si buscas un eyeliner negro clásico, opta por Disturbia Liner o Phenomen'eyes Liner Vinyl Black. Si prefieres un toque de color, utiliza Phenomen'eyes Liner Glitter.
    Para aplicar el eyeliner, realiza un trazo con la punta del delineador, desde la esquina interior del ojo hacia el exterior, siguiendo la raíz de las pestañas. Para conseguir un resultado más grueso, presiona la punta del delineador con un poco más de fuerza.

    Consejo de aplicación: para extender el eyeliner hacia el ángulo exterior de forma simétrica, mira hacia abajo y trabájalo con el ojo abierto.

    Existen dos formas de rellenar las cejas:

    1. Con un lápiz para cejas:

    Empieza realizando un trazo a lo largo de la línea inferior de la ceja, desde el ángulo interior hacia el exterior. Repite el paso en la línea superior. A continuación, rellena las áreas restantes de la ceja realizando pequeñas pinceladas ascendentes desde el ángulo interior hacia el exterior. Por último, peina las cejas con un pincel para cejas para difuminar la línea.

    Consejo para la aplicación: peina las cejas siempre en la dirección del crecimiento del pelo (por lo general, ascendente) y no recargues la cabeza de la ceja.

    2. Con una máscara de cejas:

    Peina la ceja en la dirección del crecimiento del pelo y extiende el producto hacia arriba, siguiendo la curva natural.

    Al aplicar una sombra de ojos, empieza utilizando el tono más claro en el ángulo interior del ojo. Las sombras más oscuras deben aplicarse en la esquina exterior. Para obtener un resultado homogéneo, acaba la aplicación extendiendo y difuminando los colores.

    Con las sombras de ojos en crema, la aplicación dependerá del resultado deseado:
    • Para un efecto «eyeliner» gráfico: traza una línea cerca de las pestañas con la punta del aplicador.
    • Para un look de gran impacto: aplica el color con amplios trazos utilizando el lado plano y amplio del aplicador.
    • Para un resultado más sutil: difumina la sombra de ojos en polvo con una brocha.
  • Aplicar un delineador de labios antes del labial no solo te permitirá delinear los labios, sino que también ayudará a que el labial dure más tiempo.
    Empieza trazando una línea gruesa en el centro del labio superior hacia las esquinas, siguiendo el contorno natural. A continuación, haz lo mismo en el labio inferior.
    Después, extiende la línea hacia el interior con una brocha para suavizar el contorno y obtener un resultado más natural. Por último, aplica el labial.

    Para elegir el labial adecuado, debes tener en cuenta el color, pero también el acabado, la textura y la cobertura que desees.

    A continuación, te presentamos una lista de barras de labios de Givenchy con sus características para ayudarte:
    • Le Rouge ofrece un acabado semimate con un color intenso y una alta cobertura.
    • Le Rouge Deep Velvet es un labial mate, empolvado y muy pigmentado. Ofrece 12 horas de confort y duración.
    • Le Rouge Night Noir está enriquecido con el Noir Révélateur para un color luminoso envuelto en un velo negro de purpurina.
    • Le Rouge Liquide es una barra de labios líquida con un acabado semimate y aterciopelado que ofrece un efecto corrector.
    • Le Rouge Interdit ofrece un acabado satinado con un color puro y luminoso.
    • Le Rouge Interdit Vinyl ofrece un acabado excepcionalmente brillante y un color luminoso.
    • Le Rose Perfecto es un bálsamo labial 3 en 1 que hidrata, rellena y reaviva los labios, y se presenta en una gama de tonos hechos a medida.
    • Gloss Interdit Vinyl ofrece unos resultados ultrabrillantes y puede utilizarse como capa superior después de un labial o solo.

    Para aplicar el labial correctamente, delinea primero con un lápiz de labios. A continuación, aplica el labial desde el centro del labio superior siguiendo el arco de Cupido, y continúa hacia el exterior, idealmente con un pincel. Para un toque extra de brillo, aplica un brillo de labios como capa superior.

    Para ayudar a que el labial se mantenga, en primer lugar delimita el contorno con un lápiz de labios y, después, aplícalo en el interior de los labios antes del labial.

    Consejo de aplicación: aplicar un bálsamo de labios y retirar el exceso de producto antes de aplicar el lápiz y el labial. Así mantendrás los labios hidratados y protegidos.